DIMORFOTECA

 

Osteospermum ecklonis = Dimorphoteca ecklonis

Aunque parece un nombre difícil de recordar, los aficionados a las plantas y la jardinería la conocen ya más por este apelativo que por el común de Estrella polar, margarita del cabo o Matacabras.

Muy parecida a la margarita y a distintas variedades de crisantemos, la amplia gama y vistosidad de sus colores la van haciendo poco a poco una planta imprescindible en nuestros jardines y terrazas durante la época primaveral y veraniega.

De origen sudafricano, en su hábitat natural es perenne y bastante resistente. En nuestro clima la consideramos como planta de temporada, si bien puede aguantar heladas de hasta 5º bajo cero. De ahí que estos últimos inviernos, que no han sido demasiados rigurosos en cuanto a frío intenso y prolongado, más de uno ha podido conservar su dimorfoteca de un año para otro.

Su exposición deberá ser a pleno sol y en terrenos bien drenados y fértiles, donde no se produzcan encharcamientos. Como cualquier otra planta de flor, conviene eliminar las flores marchitas para favorecer la floración. Es una planta muy apropiada también para macetas y jardineras.